Pages

12 sept. 2011

pijama de rayas


Miras a la derecha y miras a la izquierda, escuchas “concorde” de Amaral, las palabras empiezan a fluir por tu mente, tus ideas inundan todo tu ser, pero no sabes si serás capaz de plasmar todas esas palabras en un formato, digital o no, pero necesitas compartirlo, necesitas sacarlo de esos escombros que cada día van acumulándose dentro de ti.

Ves rayas de prisión por todas partes, no sabes si son las rejas de una cárcel o las rayas de tu pijama carcelero, el cual se fusiona con tu piel, haciéndote comprender cuál es tu lugar, y enseñándote la realidad de esto, que nunca vas a ser capaz de desprenderte de tu terrible asesinato, y vas a pagar con cadena perpetua por ello. Tu vida cada vez se parece más a esa cárcel, en la que escasea la comida y no sales de esas cuatro pareces que inevitablemente te rodean en soledad y son tu única compañía.

Un carcelero abre la puerta, y se le olvida cerrarla, oyes gente que te llama pero en realidad no sabes qué hacer si abandonar la que ha sido tu casa, tu hogar o embarcarte en un mundo del que no sabes ni quieres saber nada, es totalmente desconocido. Una vez tomada la decisión de quedarte en la prisión, nadie más vuelve a llevarte comida, nadie vuelve a aparecer para cerrar esa puerta, la cual no te atreves a atravesar. Poco a poco, por la rendija se entrevé como los guardias van desalojando a cada uno de tus compañeros, de esos presos, que esposados van abandonando cabizbajos la tenebrosa prisión. No tardas mucho en darte cuenta que estas solo, se han olvidado de que existes, pero da igual, tu futuro no era prometedor. Te acuestas y descansas, descansas sin más.


1 comentario:

  1. "...pero necesitas compartirlo, necesitas sacarlo de esos escombros que cada día van acumulándose dentro de ti"
    Qué verdad. T.T

    No te empeñes en creer que estás en ninguna cárcel... El secreto está en no tener miedo ni vergüenza en pedir ayuda a los que te quieren... Porque en cuanto lo hagas, ellos harán lo imposible por hacer que sonrías y abandones ese lugar plagado de rejas (una por cada error) y oscuridad.

    ResponderEliminar