Pages

11 oct. 2011

5 horas



Tan solo hacen falta cinco horas, para descansar una noche, para recorrer casi medio mundo en un avión, para mirar pasar cada segundo en un reloj, para escuchar una canción 100 veces.

Cinco horas en las que la vida pasa, sentado en la cama, mirando al cielo de una ciudad encantada, de una ciudad que crees conocer, pero que guarda aun grandes secretos que descubrir como si de un juego se tratara. Un juego en el que solo pudiera haber un ganador, y está claro quién es… pues no juegas solo, pero sabes que en ese juego puedes ganar, debes hacerlo, tú y todos los que juegan en él. Qué complicado.

Y pensar, que todo esto empezó con cinco horas, cinco horas de sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario