Pages

12 dic. 2011

reinvención


Lloraba, su vida la pasaba metido en la cama llorando, su vida estaba vacía. Ni los amigos, ni los estudios, ni su familia, nada ni nadie era capaz de hacerle salir de donde se había metido sin saber cómo. Decidido se levantó de la cama, se secó las lágrimas, miro al cielo y se decidió a vivir.

Debemos seguir reinventándonos, porque el mundo cambia a cada momento, y no hay tiempo para mirar atrás...




No hay comentarios:

Publicar un comentario