Pages

26 oct. 2011


El perdón ya no hacía efecto, sentía que su vida estaba vacía por completo, se sentía perdido.
Con cada uno de sus movimientos su corazón iba haciéndose cada vez más y más pequeño, estaba a punto de parar. 
La frase: "si él es feliz yo también" le dejo descansar en paz.

en las pequeñas cosas


Su vida era triste, o al menos eso pensaban los demás. No tenía hogar, su vida consistía en viajar, él recorría las playas, admiraba la belleza de lo que veía. No tenía para comer, únicamente se alimentaba de limosnas. Su cuerpo se veía dañado, desprotegido, herido.
Pero era feliz.


23 oct. 2011

Soñada

Por muy mal tiempo que haga,
cuando algo es simplemente increíble, 
se nota, y se mete dentro de ti,
forma parte de tu vida, 
de tus recuerdos, 
de tu experiencia, 
de tu viaje,
de ti.

Lo mismo pasa con el corazón de una persona.




19 oct. 2011

flores


Las pequeñas cosas son las que llenan tu vida día a día, 
y hay pequeñas cosas, tan simples como flores que empiezan a florecer.

13 oct. 2011

hoy


Hoy desperte te busqué
Me hizo faltar estar contigo
Quise rozar tu mirada
Hoy te pense te extrañe
Añore sentir tu mano sobre mi piel y mi alma
Tu viajando por la adversidad
Yo volando sin poder asimilar
Que detras de cada limite estoy

Hoy sin querer te miré
Vi tu foto y me transporté
Al calor de tus besos y te acaricié
Te tomé, te llené, paso a pasa cada espacio
Pude esquivar la contrariedad
Tu alma sabe

Mientras viajas por tu adversidad
Me trasvelo sin poder asegurar
Que apesar de cada limite
Estoy siempre seguro
Que mas haya de toda lógica
Salgo a toda reconciliación

Y detras de cada limite estoy...
Hoy desperte, te busque
Me hizo falta estar contigo hoy

11 oct. 2011

5 horas



Tan solo hacen falta cinco horas, para descansar una noche, para recorrer casi medio mundo en un avión, para mirar pasar cada segundo en un reloj, para escuchar una canción 100 veces.

Cinco horas en las que la vida pasa, sentado en la cama, mirando al cielo de una ciudad encantada, de una ciudad que crees conocer, pero que guarda aun grandes secretos que descubrir como si de un juego se tratara. Un juego en el que solo pudiera haber un ganador, y está claro quién es… pues no juegas solo, pero sabes que en ese juego puedes ganar, debes hacerlo, tú y todos los que juegan en él. Qué complicado.

Y pensar, que todo esto empezó con cinco horas, cinco horas de sueño.