Pages

23 nov. 2011

pensar o no pensar



Hoy te lo juegas todo a una carta, puede ser un gran día o una auténtica pesadilla, pero hace ya tiempo aprendiste una cosa, hay que arriesgar, para ganar. Si tienes miedo no te preocupes, eso significa que tienes algo que perder.



17 nov. 2011

maldito reloj



Ellos se llamaban por teléfono, cada uno tumbado en su cama, de repente los dos se incorporaron como si se hubieran puesto de acuerdo y se estuvieran mirando. El escenario se convirtió en una especie de pantalla partida de televisión en la que se ve a las dos personas separadas por una línea blanca, como si se estuvieran mirando a los ojos. La línea se iba difuminando más y más y las habitaciones se estaban fusionando lentamente. Los teléfonos habían desaparecido y sólo quedaban ellos mirándose fijamente y acercándose como por efecto informático. Estaban tan tan cerca y había tal atracción entre ellos que se fundieron en su primer beso de amor. Juntos se tumbaron en la cama, semi-desnudos, justo en ese momento desperté.

14 nov. 2011

AHORA SÍ


Pisas fuerte, muy fuerte, nadie podrá pararte. Eres como eres, y ellos lo saben. 
¡¡ADELANTE!!

Le dedico la entrada a una personita que me llama "pisto".
Gracias.

9 nov. 2011

lágrimas


El desorden ocupa todo, paredes rosas, sábanas rojas, negras, grises... papeles, apuntes, ropa, pelusas...
Son tus cuatro paredes, ellas guardan tus secretos, lo mejor y lo peor de ti, lo mejor y lo peor de cada persona está en ese lugar donde solos pensamos en nosotros mismos.

6 nov. 2011

ciudades


Da igual de donde vengas o a donde vayas, tu eres el único que puede decidir donde estar. Yo pensaba esto hasta hace muy poco, pero creo que he pasado unos cuantos de años de mi vida confundido, creo que a veces, aunque tú quieras quedarte en un lugar, aunque quieras marcharte a otro, tu corazón dice que no, manda impulsos a tu cerebro, que a su vez mueve tus piernas a donde realmente tienes que estar. Puede que sólo sea impresión mía pero a veces me siento así, me gustaría quedarme aquí y ver la vida pasar, pero a veces no se puede, y decides hacer cosas para llevar tu vida por el camino que necesitas.
Y ya está. A por todas.


1 nov. 2011

noviembre

No debí saber quién eras, no debí contar mis penas, noviembre siempre triste y tú viniste proponiendo guerras. Que cosas se te ocurren, tu siempre tan concreta, ¿y si volvemos a empezar qué tal? Yo sin saber dónde mirar, y tu tan guapa…




Aquel día cerraba los ojos, imaginaba que todo iba bien. Se asomaba, y los primeros rayos de luz de noviembre deslumbraban en su demacrada cara de maquillaje y lágrimas.
Sin más preámbulos, saltó.