Pages

7 mar. 2012

sin palabras


En ocasiones, muy de vez en cuando, a uno le pasan cosas que no hace falta describir con palabras, y si esas cosas te pasan muy a menudo, y con diferentes personas, te puedes sentir una de las personas más afortunadas del mundo.

(L) from afotogramas (Sandra González)


Él llamaba y llamaba por teléfono, pero el número no hacía más que comunicar. Cuando respondió el doble eco delataba lo que estaba pasando, gritos y nervios hacían que ni él ni ella pudieran olvidar ese momento el resto de sus vidas. Se fundieron en besos y abrazos, pues a veces pensaban que realmente eran uno. 
Simplemente se querían.

No hay comentarios:

Publicar un comentario