Pages

2 abr. 2012

nadie es de verdad



           Sonarán las olas del mar a su paso por la playa, el paseo que darán será infinito, da igual que sea a pie, descalzos sintiendo la arena bajo sus pies, o en patines disfrutando de la brisa del paseo marítimo, incluso dará igual que sea en bicicleta. Ambos tienen claro que sus miradas de clavaran una en la otra, se tirarán arena, o se empujarán hasta que uno caiga y los dos rían sin parar. Su noche… su noche será bella. Tanto que estarán tumbados en la cama, uno frente al otro fijándose en la cara opuesta y sonriendo.  Nadie es de verdad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario