Pages

30 jul. 2012

Saltar al vacío


El padre se disponía  a darle una lección a su hijo, le subió a lo alto de un muro y le dijo que saltara, que él le cogería. El niño confiado saltó y de repente vio como su cabeza daba con el suelo, rápidamente miró a su padre con lagrimas en los ojos y le preguntó por qué le había dejado caer, a lo que este contestó: “Hijo, esta es la lección más importante que debes aprender, nunca te fíes de nadie, ni siquiera de tu propio padre”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario