Pages

28 feb. 2013

Ciudades Vol.2




Lágrimas inundaban sus ojos, su cara, y caían al aire convirtiéndose en unos cuantos de los millones de copos de nieve que bañaban la ciudad. Esos copos provenían de sensaciones muy encontradas, el miedo, la ilusión, la valentía, la felicidad, el amor, la tristeza... Pero ya estabas aquí, pisando todo lo firmemente que se puede pisar el suelo lleno de nieve y hielo, sabes que a lo largo de tu estancia aquí, podrás resbalar muchas veces. Podrás patinar e incluso caer, pero lo importante es levantarse y seguir. Puede que pases frío  y seguramente lo hagas, porque la soledad es fría, pero de vez en cuando te meterás en la cama, caliente, caliente de muchas cosas, y ese calor te abrazará y te dará las buenas noches con un beso, deseándote que por la mañana, no pases tanto frío.