Pages

29 abr. 2014

Ahora que la mierda ya me llega hasta los ojos

El sol quema tus ideas, el verano no es que se acerque, el verano te ha pillado con el pantalón largo y la cazadora puesta, hace que tu temperatura corporal sea casi febril. Te dan ganas de desnudarte, de correr hasta el agua, de zambullirte y nadar. Te dan ganas de libertad. Lo haces. Te desnudas del todo, corres por la playa hasta el agua, corres hacia lo que crees que es la libertad, pero entonces llegan los problemas: arena quemando bajo tus pies, gente juzgándote y  mirando tu esperpéntico cuerpo desnudo y cuando crees que te has salvado y has llegado al agua  está congelada, claro, aun no es verano. Pero le echas valor y  te metes, te zambulles, nadas, pero duele, duele demasiado, el agua aun está demasiado fría.


12 abr. 2014

EMBARCAR

Miraba los barcos salir del puerto, con sus inmensas velas alzadas. Estaba atardeciendo y todo le parecía grande, los colores en el cielo parecían retocados por ordenador, tenía unos verdes y rojos que pocas veces se dejaban ver. Era un día normal, como cualquier otro, pero diferente hoy se sentía más a la deriva que nunca. No sabía si cambiar su vida por completo o continuar en esa deriva, que recorría cada poro de su piel. Miraba al cielo, y añoraba ir en uno de los barcos, le daba igual si era un transatlántico, un yate o una barca de remos. Y allí sigue, mirando al cielo, a la deriva.